La casa amarilla o casa Aznar del Puerto de Sagunto ha sido rehabilitada. Es una casa considerada bien de interés cultural para el municipio de Sagunto, ya que perteneció en sus inicios al Jefe de los Altos Hornos de Sagunto, cuando se instalaron hace más de un siglo. La casa está datada de principios del 1900, y está construida principalmente a base de estructura de hormigón armado como soporte y el tejado con teja plana. Después de unas complicadas negociaciones entre el inquilino que quiso ubicar el restaurante en planta baja y primera, y propietario, motivados ambos por intermediación de la agencia inmobiliaria Ubiquo, cuyo gerente Filiberto Cuenca, recomendó para completar el proceso en la faceta arquitectónica y de diseño a la Firma de Arquitectura y Gestión, Ingeniería de la Edificación Valencia, de la mano de Paco Forner, Ingeniero de Edificación y Arquitecto, quien ha sabido plasmar el ambiente perfecto estética y empresarialmente, tal como se ha visto materializado en accesos y terrazas y en toda la configuración básica general que ha sabido combinar, la implantación del restaurante con la vivienda en la planta segunda abuhardillada, consiguiendo ambientes independientes y complementarios para un edificio emblemático.